Chocolate

Origen y tradición del chocolate

El chocolate es uno de los alimentos más representativos de la cultura mexicana; es posible encontrarlo en varias partes y de múltiples maneras. Pero es innegable decir que el chocolate no sería lo que se conoce hoy en día sin el cacao.

En Mesoamérica, se produjo uno de los más deliciosos regalos al paladar humano: el chocolate. Los mesoamericanos supieron extraer del cacao una sabiduría. Le dieron un uso productivo, medicinal, nutritivo y espiritual. Se pueden ver formas que reflejan el significado de esta bebida en la cerámica, pinturas murales, escultura en piedra y códices.

Origen del chocolate

La historia del caco comenzó aproximadamente hace 4000 años en mesoamérica, en el sur de México y en América Central donde los pueblos que vivían en los bosques descubrieron la planta llamada theobroma cacao. Esta fue nombrada así por Carlos Linneo, que significa en griego “manjar o alimento de los dioses”, mientras que la palabra cacao proviene del náhuatl cacahuatl. La palabra “chocolate” se comenzó a utilizar en el siglo XVI, proveniente de xócotl fruta o manzana y atl, agua, es decir, bebida de un fruto (Nestlé, 2010, p.13).

Durante la mayor parte de los 4000 años de historia del cacao, este se consumió como bebida amarga, pues era tomada como bebida fría y granulosa. Su descubrimiento se atribuye a los Olmecas, aproximadamente en 1500 A.C. Se ha encontrado cacao en tumbas de los sacerdotes olmecas, se cree que lo consideraban sustento en el viaje a su otra vida u ofrenda para los dioses para asegurar su vida en el más allá.

Existen leyendas (900 D.C.) en las que Quetzalcóatl dió a los toltecas los granos del cacao, ya que el dios quería tener a su pueblo bien alimentado y de esa manera poderse dedicar completamente a ser mejores hombres, estudiosos, sabios, arquitectos, artistas y artesanos. Quetzalcóatl robó el árbol del cacao del paraíso en donde vivían los dioses y plantó el pequeño arbusto en Tula; una vez hecho esto le pidió al dios del agua, Tláloc, que enviara lluvia a la tierra para que la planta se pudiera alimentar y crecer. Después fué a visitar a Xochiquetzal, diosa del amor y la belleza; y le pidió que le diera al árbol flores hermosas. Con el tiempo la planta floreció y dio frutos de cacao.

Consumo

Moctezuma presentó a Hernán Cortés el cacao, haciendo que se llevará a España el producto. Como era largo el viaje se volvió en un producto de alto valor, y aunque no gustaba mucho se consumía por creencia a sus propiedades medicinales y terapéuticas. Cabe resaltar que con el tiempo el chocolate se popularizo al mezclarse y sumarse productos originarios del viejo mundo como la canela, la leche y el azúcar.

Philippe Nondedeo cuenta que el chocolate era una bebida de las élites, ya que cumplía una función casi protocolaria refrescando y deleitando los grandes banquetes que se realizaban con fines festivos, económicos y políticos, era servida en vasos especiales de una refinada elaboración. Nondedeo reafirma el valor social y religioso de esta planta que, junto al maíz tuvo una enorme importancia para los mayas.

Entre los antiguos mayas, el cacao tenía una importancia política y económica, pues se ofrecía en festines en los que se forjaban alianzas y se redistribuye la riqueza.

Otra historia cuenta que Sir Hans Soloane, aproximadamente en 1700, al tener una estancia en Jamaica, descubrió la bebida cociendo el cacao con leche y azúcar, siendo más agradable su sabor.

A finales del siglo XX, en México o las capitales regionales se vendía el chocolate en forma de tabletas o se servía líquido según su recta colonial.

Tras la revolución industrial el consumo chocolate creció en Europa y en Estados Unidos. Milton Hershey’s inició la producción masiva de chocolate cambiando la exclusividad de este producto para ser consumido ampliamente por todo público.

Ahora en el S.XXI se busca el proceso artesanal de la producción de chocolate.

Significado de cacao

En maya palabra cacao proviene del vocablo kakaw cuya aparición se muestra en la cultura hacia el año 400 d.C. La presencia de esta palabra en los glifos mayas son las únicas pruebas de este vocablo antes de la llegada española.

El significado de la palabra se definió como “cacao” al descubrirse que el glifo específico que aparecía en un recipiente, y designaba el contenido en este, se leía como ka-ka-wa en donde el primer y segundo ka se traducía como ca (su significado es “pez”) y el tercero representaba un signo del maíz en donde wa se derivaba de waaj (“tortilla” o “tamal”). Finalmente el glifo se lee como kakaw o cacao.