Café

Café y salud

Como bien se sabe el café forma parte fundamental de la cultura mexicana y sus costumbres cotidianas. En relación a esto, con el paso de los años han surgido cuestionamientos que vinculan los efectos del café con la salud, tanto positiva como negativamente, es por eso que en este artículo se retoman algunas investigaciones y resultados que abordan este tema.

Desde finales del siglo XVII existen escritos que explicaban los efectos del café en aquellos que lo bebían. En estos tiempos se llegó a utilizar para controlar los problemas intestinales y refrescar la piel, como describía Philipe Dufour y un siglo después se le asoció con tratamientos para la obesidad y la jaqueca.

En el Seminario Internacional sobre Café y Salud en Colombia, se informó que es variable la reacción o sensibilidad que cada individuo tiene hacia la cafeína, ya que no solo influye la condición física sino otros aspectos como la frecuencia de consumo, tostado, cantidad, preparación, entre otros.

De la información se puede concluir que, en general, el café es bueno para la salud, pero todo depende de la persona y las distintas reacciones que estas presenten ante el las propiedades del café, además es importante tomar en cuenta que lo recomendable es tomar las tazas justas de café correspondientes a cada individuo.

En Australia se descubrió que el café descafeinado reduce el riesgo de diabetes tipo 2. La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Sun Yat-sen de China determinó que puede reducirse el riesgo de enfermedades coronarias en mujeres por el consumo habitual y moderado del café. Incluso se ha sugerido su consumo para prevenir el riesgo de contraer Parkinson, de acuerdo a un estudio irlandés. En el 2010 se declaró que el café reduce el riesgo de hepatitis y cirrosis, de acuerdo al Departamento de Farmacología del Cinvestav-IPN en México.

Un estudio de la Universidad de Harvard en el 2013 reveló que beber varias tazas de café al día reduce el riesgo de suicidio en hombres y mujeres, ya que este estimula el sistema nervioso central a modo de antidepresivo.

Efectos de la cafeína

Sistema nervioso. Lo estimula al provocar un aumento de adrenalina y dopamina.

Sistema digestivo. Influye al estimular los jugos gástricos y la secreción de saliva.

Sistema renal. Propiedades diuréticas y favorece la absorción de las grasas.

Sistema óseo. Puede presentar transtornos en absorción de calcio y densidad de los huesos.

Sistema vascular. Aumenta el ritmo cardiaco, facilita la vasodilatación y a algunas personas se le sube la presión sanguínea.