Hábitos cotidianos

La crisis del tequila y el impulso de otros…

Desde principios de los 2000 el tequila ha enfrentado una crisis en su industria ocasionada por un exceso de demanda. Esto ha provocado un constante desabasto y aumento del precio del agave azul.

El agave azul del cual se obtiene el tequila, tarda entre 8 a 10 años en madurar y así poder procesarlo y destilarlo. Actualmente se puede encontrar tequilas con agaves jóvenes que se cortaron entre los 5 a 7 años.

El consumo de tequila ha ido en aumento y es mucho mayor del que se puede producir actualmente. El mercado internacional sigue creciendo y cada vez hay más consumidores de esta bebida, Estados Unidos es el país que más consume tequila seguido de España, Alemania y Francia.

Esto ha ocasionado el impulso de bebidas como el mezcal, sotol, bacanora y otras que también son destilados de agave, ya que muchos consumidores en México que antes preferían el tequila han buscado otras alternativas y descubierto sabores más complejos en el agave.

Estos destilados de agave o mezcales se creían de baja calidad ya que no tenían buena reputación, debido a que algunos productores que tenían procesos de baja calidad e incluso era ilegal fabricarlo en algunos estados.

Actualmente los procesos y fabricación del mezcal y su calidad han mejorado, debido a la denominación de origen del mezcal y su regulación. Cada vez hay más maestros mezcaleros, marcas y palenques que han hecho que esta bebida se vuelva popular.

El consumidor de mezcal se ha vuelto también conocedor de los procesos y variedades de agaves, creando una gran gama de sabores y aromas complejos en esta bebida.